El Encuentro de Will

No fué suerte ni casualidad, todo el mundo estaba viendo nuestro encuentro casual. Después de la muerte de mi Amada me encuentro a la Mujer que un día me hizo llorar, la última vez que la ví fuimos amigos, nada más.
Caminaba por la manzana comprando algo para cenar, me encuentro con que ella tiene un centenar de hombres a su alrededor pero igual resaltaba con mucho esplendor. No deseé saludarle, salí rápido de la tienda y caminé…
¡Hola! Escuché, ¿Como has estado? Hablamos durante un rato, ya que! A cenar la llevé. Mientras cada uno pedía lo que quería le pregunté: ¿Que tal vas en tu día a día? Me dijo que bien…
Nunca le dimos un corte a la amistad que teníamos y menos a la relación de más que amigos, estoy seguro de que ella quería pero que vá! Me quedé callado y ella igual. ¿O quien sabe…? Quizás nunca le daremos corte a lo que se le debe punto final…

.CieloDeFrancia.