Respira.

 

El infinito tiene un punto débil: su límite ondulante y variable; mi punto débil eres tú, siendo mi punto débil tú, me vuelvo endeble, endeble como roca; Endeble es aquello que es relativo y se erosiona. Me vuelvo polvo, ligero y leve. Leve como un cuerpo sin noches, esto es enamoramiento a primer golpe de letra. La liviandad de lo que nace por sorpresa, ni tan sorpresa porque me dejé llevar. Te conocí en un día de fiesta, sin pensar que los que vendrían junto a ti serían más divertidos. El tenue y efímero surgimiento de hablar de que no hay grises síno matices mientras los demás se besaban. Nunca conté los días hasta que llegué a la conclusión de que no sé cuando voy a morir, por eso sólo recuerdo el día en que te conocí y no los cuento uno por uno porque espero morir junto a ti. Me sueñas de noche. Te pienso de día. Dime, amor, cuál es la fuente en la que bebes, o seré yo…que te veo como un dios. Sorprendido tú al escuchar esto, oculté mi amor durante un tiempo. Tu nombre es mi asunción. Y por eso te amo. Eres irresistible como un beso bien dado. No me condenes, amor, a tu ausencia penitente y sé que te tengo como chocolate en boca, se te nota. Nunca encontré la f de felicidad en el diccionario, pero sí encontré la f de amor. En la oscuridad las manos tantean hasta que se encuentran, siendo aquel 28 mi boca encontró la tuya, un seco feliz Cumpleaños te dí y 2 años después tu universo fui. ¿Quién ha dicho que el universo se puede comprimir en un instante de luz? Para mí mi universo eres tú. Aprendí mal tu lengua, me enseñaste y me hice maestra. Recuerdo las palabras tanto como instantes y recuerdo muy bien las mías: Te voy a amar. Así que tú verás, te estoy avisando, esto va para largo. Loca por ti y tú sin sospecharlo, te amé y tu vagueando. Mi vida estaba tranquila y súbitamente el amor toma nombre. Es tu gesto después de besarte, Haces todo lo posible para que mi amor se desbarate. Para ti que enciendes todas las velas de una habitación sin necesidad de encendedor…sólo fricción. Dame más amor cada día porque el amor que me das se me derrite. Y aún así, que te tenga todas las semanas, va a temblar la Tierra cuando nos encontremos cada vez. Muchas tardes Imaginé que me llevabas en tu bolsillo y entre tu ropa pero olvidé lo más importante, que me llevaras en tu corazón. Ahora, que te amo desde la sangre, te explico cómo fué, tuve frío mi amor, y te amé. Abrí mi corazón y tuve frío, dame calor siempre. Volviendo al día en que nos conocimos te encontré como en una coincidencia, como algo sin importancia, 3 años después supe que no hay coincidencias, ¡estabas tan bello!, me pareciste un ser odioso al principio y lo admito, juzgué sin saber ¡pero estabas tan bello!. Luego de tu cumpleaños vino verano, te dije tergiversando “Me voy a tirar de cabeza en tu vida, espero bucearte.” Para mi desgracia, siendo un pez no puedo apoyarme en mis piernas, pero me enseñaste que nadando se llega más rápido. No sé si recuerdas cuando te dije que cuando nunca se ha amado es muy difícil dejarse querer, me alegra que tiempo después hayas comprendido. ¿Cómo empezarte a decir? Pensé que me ibas a amar sólo una noche o pensé en decirte que si no me ibas a amar fueras breve. No fue así, me alegro. Se que soy una pesada, pero tu amor me hace tan liviana, cuando te beso, existo, y eso es todo. Y te perdonaré todo, hasta el amor entrecortado, y es que te amo a golpes de amor. 

Luego, no pensé en decirte te amo, para mí, una hipocresía, ¿No supieron al principio que las palabras arden? Pues yo sí, separaron las palabras para hacer pequeños incendios, las encerraron en diccionarios para enfriarlas, les pusieron puntos y comas como fronteras, las usaron para administrar propiedades y así fueron perdiendo el fuego. De ahí nace mi teoría de que han mal usado las palabras románticas, aún así, al decírtelas, son sinceras y verdaderas. Aún así, sabiendo que te amaba, decidiste comunicarme que era mutuo el sentimiento, cosas locas pasaron después de eso. Si caigo en coma recuérdame lo que hemos vivido, volvería a empezar aunque ya no haya más trasplante, ¡Y después te quejas de que amo débil!. 

Luego fueron los besos; Besos en cortas distancias, las distancias de los diferentes tipos de besos: Hay besos que guardan la distancia; Hay besos que te indican la distancia que queda por recorrer; Hay besos que te indican: Corre toda la distancia que te queda para la lejanía; Hay besos que te hablan de la distancia del olvido. Escoge tú. Supongamos que hoy es el último día, o el primero, según se mire, tantas veces no amé por cobardía, otras por temor, algunas, porque el amor vuela y no da tiempo, otras por haber confundido las señales, amé mal y poco y me lo reprocho con cariño, al final uno siempre es condescendiente con los errores del pasado, durante algún tiempo no me lo perdoné. Pero la memoria se vuelve débil cuando no le haces mucho caso. Ése es mi consejo en cada cumpleaños, que aunque cometas errores y no aprendas de ellos igual los olvidarás, así que mejor comételos y por el instante siquiera, no te arrepientas. Te amo así, de mañana y tarde, y de noches y noches; Pero no te amo para que me ames, te amo porque sí ; porque así vino a mí el amor. Te amo cuando me llamas por mi nombre, te amo cuando miramos el tiempo, me asusto al pensar que un día no estaré, no estaré y ese día será fatal, porque tendré que inventar una forma de amarte, y amarte y no oírte llorar, no quiero, amor, que llores, cuando vengas a mí te diré cómo he hecho para amarte y seremos dos almas alegres sobre los campos, ya no sabremos andar : pero para nada será necesario y veremos el tiempo pasar sin importancia. Ni los días ni el sol tendrán importancia, entonces, tú y yo solos, sabremos amarnos. Un último consejo que te daré: que el mundo vibra en tu caja interior, pero que recuerdes que eres caja y no cuerda.  

Luego vino lo intermitente, acomodándonos a la relación, ajustándonos a cada uno, hasta que logramos la armonía. Los escapes, las fugas, las mentiras a los demás, hayan o no hayan sido errores no me arrepiento de ellos, igual los repetiré.  Los momentos a solas los aprovechamos al máximo, así sea mirándonos. Como si fuera una gota de sudor refrescante, voy a brotar por alguna parte de ti; Y así fue, las hormonas nos despertaron a las 6 y empecé a vaguear; Me gusta vagabundear por tu cuerpo, descubriendo cosas nuevas hasta para ti. Ésa mañana me quitaste lo último que me quedaba, además de amor o me diste todo, desde el punto de vista que lo veas. Y te recuerdo algo que ya sabes, que las fugas no son legales, pero si nadie se entera, ¿para qué preocuparse?. 


Un día en el baño me rompiste un labio aunque no sé si a besos, a mordiscos o por amor. Eso de despertar junto a ti fue nuevo para mí, desperté 30min antes y te observé, mi amo, mi dios, quizás antes dije que eras mi universo pero prefiero que seas mi partícula…después de todo el universo está hecho de eso. Espero que quede claro mi amor hacia ti, pues no hago más que pensar en ti. Entonces dime…si te mato de nuevo ¿Qué pasa?

Nunca se puede determinar cuánto dura algo, una persona, una relación, pero si sé cuánto dura el tiempo, el tiempo tiene muchos instantes y espero pasar muchos de ellos junto a ti.

¿Dije que hoy no iba a estar enamorada de ti? Pues mentí, hoy que tengo por obligación demostrarte mi amor se me ha olvidado el tema y he escrito sobre ti, mi amo.

Posdata: El futuro también tiene cicatrices pero te prometo que les colocaré maquillaje. 

 

 

Anuncios