Ciao.

Imagen

La vida consta de desapegos, lo que en realidad nos duele es no dar la despedida correcta.

Anuncios

Cita.

Imagen

“Me duele la cabeza de tanto pensar…quizás necesite un poco más de dosis, aunque sólo quisiera poder ser como antes y relajarme viendo piedritas de colores.”

El Nudo.

Puede que esté en mi garganta o en mis víceras, igual es un infierno; ¿Me desahogo y suelto todo? Aunque siempre he pensado en que si se está molesto es mejor calmarse y luego conversar, cuando me calmo lo hago demasiado…y ya no me apetece ni dirigirte una mirada. Verte salir con la persona que te hizo llorar meses, no entiendo por qué una simple disculpa hacia tí hace emitir un “te perdono” tan efímero. Éso no lo es todo…no te odio, pero odio la relación que tenemos, esta relación de que no se sabe quién es el más fuerte y el débil, quién es el que hiere o quién es la víctima. Te deseo un buen viaje en tu vida, pero ya no quiero acompañarte más. Si este es un “hogar” entonces ¿por qué no veo caricias sin interés? ¿Por qué no veo preguntas sobre que quiere cada quién? ¿Por qué siempre que digo que algo me hace feliz me dices que no todo es perfecto?
El nudo ya no está.

La Verdadera Historia del Día de la Bandera por Francisco de Miranda

Wow, me gusta c:

El Blog del Generalísimo

A ver. Hablemos de la Bandera Nacional. Ese tricolor hermoso que les regalé a todos. La primera propuesta que hice para la bandera nacional que dio paso a la bandera actual la realicé por vez primera alrededor del año 1801 cuando en mi Proclama a los pueblos del continente Colombiano, presenté un elemento simbólico para representar a toda la República, la Bandera Madre, la cual consistía de una bandera tricolor roja, amarilla y azul organizada en tres bandas horizontales de iguales proporciones y significando libertad y patria. Sin embargo, por razones un poco pasionales quizás (como muchas de mis decisiones) me decanté por cambiar el orden de colores al actual amarillo, azul y rojo. Esta versión de la bandera Madre como se le conoce la icé por primera vez el 12 DE MARZO DE 1806 en el mástil de mi hermoso y querido Leander estando en Jacmel, Haití. El pabellón…

Ver la entrada original 680 palabras más