¿Donde estás?…

¿Donde estás?

No hace falta que me quites la mirada para que entienda que ya no queda nada, aquella luna que antes nos miraba, ya no está y ahora nos da el sol, quemándonos. ¿Por que no me sorprendes y rompes esta calma? Déjame que vuelva a acariciar tu espalda y pintarte todo de colores brillantes, detener horas y hacertelo por horas. Tengo contados los besos que nos dimos y andas perdido en otro lado, yo no quiero caricias de otros labios ni tus manos en otras manos porque quiero que volvamos a intentarlo. Haré que olvides el mundo entero, sólo déjame que roce tu boca.

Anuncios

¡Bésame o algo!

Escribirte para quitarme la ansiedad y luego sentirme deprimida porque te escribí… no respondes y ayer no te contesté la llamada ¿Algo indecisa no?. Admite que no quieres ser mi amigo, admite que me quieres. Quito la alarma, mañana no quiero despertar para verte,  lo sé, también fallé yo. Mis amigos dicen que es algo que no se olvida, yo siento que tu si te olvidaste de mi. Quizá cuando me miras si te recuerdas de los gritos y de mis risas pero luego dudo porque me miras igual que otras chicas, ¿será que con ellas paso lo mismo? Se esperanzaron para luego aplastarse cual mariposa multicolor, volando tan tranquila y sutilmente, ¡boom! contra el vidrio de tu camioneta. No sé que vaya a pasar luego, sólo quiero que pase algo, ¡Algo por favor! ¡Bésame o algo! Ansiedad es exceso de futuro y depresión exceso de pasado, de pasado tengo bastante…tú no sabes cuánto, generalmente ni siquiera hablo de eso, no me gusta hablar de eso, no hay porqué, ya no hay depresión. Por otra parte la ansiedad, si está presente, no sé si simplemente son hormonas o si hay una explicación más confusa para eso, algunos lo llaman amor; Para mi es lo mismo. Desde febrero fumo…me tranquiliza un par de horas, que son las que duermo por cada uno que enciendo. ¿Febrero? Quizás Marzo, antes amaba los marzos, eran mi mes, tal como diciembre y octubre, también enero porque siempre comienzo nuevas metas, una por año, febrero porque siempre era divertido, julio porque siempre recibía buenas notas, agosto por empezar el verano, cosa que me pone melancólica, te conocí un verano. Septiembre porque ya esta terminando el verano y generalmente estoy harta de tanto tiempo libre, sintiéndome inútil…y ahí llega Noviembre, lista para empezar a ver a todos los seres que terminaré no-extrañando cuando me gradúe. Los demás meses simplemente son relleno. 

Cuando discutas, pregúntate sinceramente si tu intención es obtener la verdad o sólo quieres ganar. Eso lo dijo Armis Ramos, sinceramente no sé quien es. Además yo siempre quiero ganar, eso es algo…un…emmm… un defecto. Afuera llueve y ya cené, igual quiero comer más. ¡ANSIEDAD!, por eso empecé a fumar, para completar colocandole la cereza al pastel resulta que no puedo fumar, porque el chakra de mi garganta es mi debilidad, mi puta garganta, si no fuera por tantas enfermedades, laringitis, amigdalitis, virus…fuera un par de centímetros más alta, sí, quiero ser más alta. Me siento enana, de hecho…me empecé a sentir enana desde que te conocí, mides 1.80, justo como lo que deseo, igual te alcanzo a ver y a besar. Eres tan perfecto, te miro en cada chico y te miro es a ti, ese cabello, esos ojos, esos brazos, esa boca, esa nariz, esos hoyos, esas piernas, ese TODO.

Dicen “vino”en la televisión de fondo y repentinamente me antojo de una buena copa, así funciona el marketing supongo…asi que si escucho “josé” me provocas tú. Mis pulmones duelen cada vez que respiro, así se debe sentir alguien que tiene las costillas rotas. Aquí escribiéndole este texto al amor se me ocurrió escribirte una a tí, a ver si te engancho y te conviertes en mi amor. ¡Ups!,  luego recordé que ya tú tienes uno y se me puso la garganta chica de nuevo. Adiós.

Estamos a nada de serlo todo. ¡Tonto! Te odio. No entiendes nada y a la vez entiendes todo. Siento que va devolverse el amor que siento por ti, nacimos para estar juntos pero ya ni lees lo que escribo…ni sientes mis miradas ni sueñas conmigo. ¿Que pasa? Tu alma esta perdida, no la siento junto a mi, ni siquiera buscando la vuestra, la una, porque somos uno. Prefiero marcarte en mi vida y dejarte en borrador que olvidarte, puesto que no puedo, se me ha hecho imposible no por el simple hecho de mirarte, es solo que te recuerdo a ratos, si no pienso en comida pienso en vos, si no pienso en vos pienso en comida, he llegado a pensar que mi cerebro los ve a ti y a la comida como lo mismo: paz en mi vida, llenura, alli nace el problema, cuando te tenga y te coma, ¿Va a llegar un punto en que voy a estar satisfecha? o será ¿como yo y los dulces? nunca.

 Pregúntame que hice con mi vida, pues pensé en ti; No me importa no tener fortuna con tal y tenerte, no importa el tiempo, sólo quiero que sea en esta vida, ya te digo que pensaba sólo en ti una vez a la semana…pero te vi y otra vez quedé prendada, colgada, enamorada, enchavada, engatuzada, enbobada. ¿Donde te voy a encontrar de nuevo? ¿Será que quieres que te diga “hola”? Quizás pero luego qué? ¡decís!: “¿como estas?” y ya se acaba todo…no quiero que acabe nunca contigo. Te tornaste distracción, que vituperio.

Espero verte mañana, atentamente,

F.