¿Donde estás?…

¿Donde estás?

No hace falta que me quites la mirada para que entienda que ya no queda nada, aquella luna que antes nos miraba, ya no está y ahora nos da el sol, quemándonos. ¿Por que no me sorprendes y rompes esta calma? Déjame que vuelva a acariciar tu espalda y pintarte todo de colores brillantes, detener horas y hacertelo por horas. Tengo contados los besos que nos dimos y andas perdido en otro lado, yo no quiero caricias de otros labios ni tus manos en otras manos porque quiero que volvamos a intentarlo. Haré que olvides el mundo entero, sólo déjame que roce tu boca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s